Los judíos en Georgia – Sobrevivir en la montaña

La comunidad judía de Georgia es una comunidad muy particular. Se trata de una colectividad con 3.000 años de continua historia y lo más sorprendente, casi sin asimilación.
El estado de Georgia ( hasta 1991 perteneció a la URSS ) junto a Armenia y Azerbaijan estan ubicados en el Cáucaso en el límite entre Europa y Asia. Esto le dio a esta comunidad de judíos caucásicos un rol muy particular.
El judaísmo georgiano es de los más antiguos del mundo. La tradición georgiana ya establece la existencia de judíos en la zona en el siglo VI antes de la Era Común: Luego de la destrucción del Primer Templo y la expulsión de los judíos de su tierra por los babilonios. Otros grupos de judíos llegaron a Georgia luego de la destrucción del Segundo Templo . Un documento georgiano dice : ” Entonces conquistó Nabucodonosor a Jerusalem y los judíos vinieron a Artelai ” ( una de las provincias de Georgia ).

Sinagoga en Tbilisi

50 años luego de la caída del Primer Templo, los persas conquistaron la región. No pocos judíos se asentaron en Israel sino también en Georgia.
El trasfondo histórico de los judíos de Georgia explica la relación estrecha existente desde entonces hasta hoy entre Georgia y el estado de Israel. Una parte de la historia judía en Georgia esta sumida en la oscuridad y no hay datos de como se ha ido desarrollando su base: relatos, leyendas; tradiciones orales ayudan a cerrar en algo ese vacio.
Una tradición oral muy fuerte atribuye a los judíos georgianos ser descendientes de las 10 tribus perdidas.
En el Talmud, al preguntarse donde están las tribus pérdidas, Mar Zutra dice ” en Afriqui “. No se trata de Africa sino de Ibería y no tiene relación con la Iberia hispánica sino con el antiguo nombre de Georgia.
Evidencias arqueológicas sostienen la antiguedad de la comunidad. Al lado de la ciudad de Matzjuta se encontraron lápidas del siglo III de la era común y estaban escritas en hebreo y arameo. Cuando uno le pregunta a los judíos georgianos por su origen ellos no hablan de leyenda sino de una historia verdadera. Ellos se sienten muy seguros y orgullosos de su historia particular que ya forma parte de su identidad judía consolidada.
Sin embargo hay otra fuente acerca de los orígenes de los judíos georgianos. Según esta fuente se trataría de conversos al judaísmo. Serían georgianos que se convirtieron al judaísmo al igual que los kazares en el medioevo y los sobotniks ( ver más adelante ) en el siglo XIX. En forma paradojal el apoyo a esta idea proviene de documentos del ejército nazi que consideraron que los judíos georgianos son racialmente georgianos. Esta consideración salvó a los judíos locales de los campos de exterminio.
Los judíos de Georgia son recordados en crónicas de viajeros medievales. Marco Polo pasó por allí en 1272 y resaltó que los judíos viven en la ciudad de Tifilis pero que su número no es muy elevado. Rabi Benjamín de Tudela, el llamado Marco Polo judío, citó a los judíos georgianos como aquellos a los que el gobierno gentil permitió que tengan cantor litúrgico y rabino en sus comunidades.
Muy pocas son las comunidades judías en las que la asimilación y los casamientos mixtos no los afectaron. Aún en la era del dominio comunista, cuando se prohibió hacer la circuncisión, aprender hebreo y cuidad otros preceptos, los judíos georgianos a diferencia de los judíos rusos y ucranianos, arriesgaron su vida para cuidar los mismos. Por eso es bastante curioso como estos judíos asiáticos conservaron su identidad. ¿ Cuál es el secreto ? ¿ cómo lograron enfrentar desafíos en las que otras comunidades sucumbieron ?.
El secreto es el apego del judío georgiano a su familia. Se trata de una estructura sólida y consolidada. Todos los judíos georgianos tienen fuertes lazos familiares. La familia fija las normas y las conductas apropiadas e impropias. A un joven judío georgiano no se le va a ocurrir no hacer el Brit Mila a su hijo. La familia rechazaría al no circuncidado. Tampoco se aceptan las parejas mixtas. De hecho un individuo fuera del marco familiar tampoco tendría un marco comunitario y por ello los que se casan cuidan de hacerlo solo con judíos. Las familias transmiten las costumbres de generación en generación. Aún cuando los estamentos comunitarios se debilitaron por causas histórico- políticas y las sinagogas y casas de estudio fueron prohibidas por el comunismo ateo, la familia era el reservorio religioso y fuente de su orgullo nacional. Por eso el cuidado de la tradición judía y su transmisión es tan fuerte a pesar que no todos los judíos del país son religiosos. De hecho no hay divisiones entre religiosos y laicos y todos coinciden en ser muy tradicionalistas. El 80 % de los judíos comen casher y la prueba es la existencia de cinco carnicerias casher en la capital y hay un matarife ambulante que faena en distintas aldeas.
Otro fenómeno particular de la comunidad hebrea local, en el que coinciden judíos e historiadores, es la virtual ausencia de antisemitismo en el país. Es más, siempre hubo muy buenas relaciones con la población autóctona. No hubo incitacione de la iglesia, ni de los gobiernos, ni persecuciones o disturbios antijudíos. Los judíos nunca fueron expulsados del país.
Los judíos de Georgia atribuyen esto a que desde hace 2600 años se consideran parte del país y por lo tanto los georgianos no los descalifican por sus diferencias. Son iguales ante la ley sin discriminación alguna. Esta situación idílica sufrió un corte abrupto con la anexión de Georgia por parte de Rusia en 1801. El odio judío comenzó a manifestarse por medio de los decretos de los zares o de la iglesia provoeslava que intentó alejar a la iglesia local.
La comunidad judía siempre mostró su gran afinidad a la sinagoga como marco central de la vida judía y de la familia como transmisora de contenidos.
La sensación de apoyo recíproco y ambiente familiar quedó en el centro de la mentalidad y permitió sortear los oscuros años del comunismo soviético que pudo cerrar instituciones físicas pero no quebró la conciencia emocional .
La tierra de Israel siempre fue objeto de nostalgia y fuente de inspiración para los judíos georgianos. Los judíos locales fueron de los primeros en identificarse con el movimiento sionista y ya en 1989 comenzó una importante aliá a pesar de la oposición comunista.
La identificación con Israel llegó a la cima luego de la guerra de los Seis Días. Al principio los soviéticos negaron todo permiso de aliá pero un petitorio a la ONU de 18 familias se transformó en la llave de una avalancha de pedidos de aliá que el regimen ya no pudo eludir ante el desprestigio mundial. En 1971 llegaron a hacer una huelga de hambre frente al palacio de correos de Moscú. En los años 70 la aliá se hizo masiva desde la URSS. 30.000 de ellos eran judíos georgianos.
En Georgia viven hoy no más de 10.000 judíos. La mayoría vive en la capital; el resto en pequeñas aldeas. Hay que tener en cuenta que hacia los años 60 había 90.000 judíos en el país. Hoy viven en Israel unos 90.000 judíos georgianos. Otros 50.000 estan viviendo en Europa y EE.UU.
La sinagoga principal de Tifilis es un hermoso edificio y esta ubicado en lo que fue el barrio judío que hoy a la vez es un centro turístico. La sinagoga principal se erigió entre 1895 y 1903. Esta adornada de bellos dibujos y ornamentos de oro. Hoy es la sinagoga principal en un país que llegó a tener 30 sinagogas activas. En la capital hay una escuela judía fundada en 1991 luego de la caída del comunismo. Estudian allí 120 alumnos en la primaria pero también hay un jardín de infantes y un Beit Jabad.
Los judíos georgianos nunca sufrieron restricciones acerca de donde vivir y nunca hubo guettos. Sin embargo los judíos prefirieron formar su propio barrio.
La integración de los judíos también se ve en la política local. El ministro de Defensa del país, David Kazarswilli, es judío. Ya en 1921 había tres parlamentarios judíos.
Un dato curioso es que la falta de judíos sefaradíes casi no hay familias de cohanim ni de leviim. Una costumbre muy arraigada es que la formación de una nueva pareja ( shiduj) se realiza por mediación de los padres.
La modernidad no pudo tampoco con esta arraigada costumbre judía .

fuente: http://www.delacole.com

Compárte para que tus amigos lo vean
Share

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>