Georgia – Antiguo Reino de Iberia

Iberia (en georgiano: იბერია, en griego: Ἰβηρία) también conocida con el nombre de Iveria (en georgiano: ივერია) era el nombre usado por los antiguos griegos y romanos para designar al antiguo reino georgiano de Kartli (siglo IV a. C. a siglo V d. C.), que ocupaba el este y el sudeste de la actual República de Georgia.

Se usan los términos Iberia caucásica, Iberia del Este o Iberia asiática para distinguir la región caucásica de la península ibérica. Los íberos del Cáucaso formaron una base para el futuro Estado georgiano y, al mismo tiempo que los colchis de Cólquida (otro antiguo reino situado en la costa oriental del mar Negro), el núcleo de la población georgiana actual.

Antiguos Estados georgianos (600–150 a. C.)

Antiguos Estados georgianos (600–150 a. C.)

Historia

Primeros tiempos

El área estaba habitada por varias tribus emparentadas entre sí, llamadas generalmente íberos por los autores antiguos. El reino local de Kartli recibe su nombre de un jefe mítico, Kartlos.

Mtskheta ahora - la capital antigua de Iberia

Mtskheta ahora – la capital antigua de Iberia

Los moschi (tubal y mesec) mencionados por varios historiadores clásicos y los sasper, sus posibles descendientes (nombrados por Heródoto), podrían haber tenido un papel relevante en la consolidación de las tribus de la región. Probablemente, el origen etimológico de «Iberia» derive de su nombre (Sasper >Speri >Hberi >Iberi). Los moschi se habrían trasladado al noreste en una migración. La principal tribu eran los mtskheta, que darían nombre a la capital. Los autores medievales georgianos llamaban a su primer asentamiento Arrian-Kartli, bajo el gobierno persa de la dinastía aqueménida. Tras ello, fueron gobernados por un príncipe local conocido como Mamasakhlisi.

La fuente medieval de Moktsevai Kartlisai («Conversión de Kartli») habla además de Azo y su gente, que se asentaron en la futura capital de Mtskheta. Otra crónica del país, Kartlis Tskhovreba («Historia de Kartli»), dice que Azo sería un oficial deAlejandro Magno que asesinó a una dinastía local y conquistó el territorio, siendo expulsado por Pharnawaz I de Iberia.

La caída del reino

La continua rivalidad entre Bizancio y Persia por la supremacía en el Cáucaso, y la fallida insurrección (523) de los georgianos, liderados por Gurgen, trajo trágicas consecuencias para el país. Desde entonces el Rey de Iberia tuvo sólo un poder formal, mientras que el país fue administrado por los persas. En 580 Hormizd IV (578-590) abolió la monarquía después de la muerte del rey Bakur III, e Iberia se convirtió en una provincia persa, administrada por un marzpan (gobernador). Los nobles georgianos solicitaron ayuda al emperador Mauricio de Constantinopla para hacer resurgir el reino de Iberia en 582, pero en 591 Bizancio y Persia acordaron entre sí la división de Iberia, cayendo Tiflis en manos persas y Mtskheta bajo control de Bizancio.

Al inicio del siglo VII, la tregua entre Bizancio y Persia llegó a su fin. El príncipe de Iberia Stephanos I (hacia 590-627) decidió en 607 aunar sus fuerzas con Persia para reunir todos los territorios de Iberia, una meta que pareció llevar a cabo. No obstante, la ofensiva del emperador Heraclio en 627-628 llevó a la derrota de los georgianos y persas, y aseguró el predominio bizantino en el este y oeste de Georgia hasta la invasión del Cáucaso por los árabes.

El período árabe

Los árabes llegaron a Iberia en torno al 645 y forzaron a su eristavi (príncipe) Stephanoz II (637-ca. 650) a cesar su lealtad hacia Bizancio y reconocer al Califato como su protector. Iberia se convirtió así en un Estado tributario, y el emir árabe fue instalado en Tiflis hacia el año 653.

un ícono de Ashot Kurapalat

un ícono de Ashot Kurapalat

A principios del siglo IX, el príncipe Ashot I (813-830), de la nueva dinastía de los Bagrationi, se aprovechó del debilitamiento del dominio árabe para erigirse, desde su base en el sudoeste de Georgia, como príncipe heredero (kouropalates) de Iberia. Un sucesor, Adarnase II de Tao, vasallo formal de Bizancio, fue coronado “rey de los georgianos” en 888. Su descendiente Bagrat III (975-1014) reunió los diversos principados y creó un reino georgiano unido.

Reyes de la Iberia caucásica

  • Samara de Mtsjeta (355-322 a. C.)
  • Azon de Mtsjeta (322-302 a. C.)

Dinastía parnavaziana

  • Parnavaz I (302-237 a. C.)

    Moneda con imagen de Parnavaz

    Moneda con imagen de Parnavaz

  • Saurmag I (237-162 a. C.)
  • Mirian I (162-112 a. C.)
  • Farnadjom o Parnajom (112-93 a. C.)

Dinastía arsháquida

  • Arshak I o Arsaces I (93-81 a. C.)
  • Artag (81-63 a. C.)

Dinastía nimródida o pharnavaziana (restauración)

  • Parnavaz II (63-32 a. C.)
  • Mirian II (32-23 a. C.)
  • Arshak II o Arsaces II (23 a. C.-2 d. C.)

Dinastía arsháquida (restauración)

  • Pharsman I o Farasmanes I (2-58 d. C.)
  • Mithridates I (58-106)
  • Amazaspo I (106-116)
  • Pharsman II o Farasmanes II Kvéli, el Bueno (116-132)
  • Radamisto I (132-135)
  • Pharsman III o Farasmanes III (135-185)
  • Amazaspo II (185-189)

Dinastía arsácida

  • Rev I el Justo (189-216)
  • Vache I (216-234)
  • Bakur I (234-249)
  • Mithridates II (249-265)
  • Amazaspo III, antirrey (260-265)
  • Asphagur (265-284)

Dinastía chosroida

  • Mirian III, quien introdujo el cristianismo en Georgia (284-361)
  • Rev II, co-rey (345-361)
  • Saurmag II (361-363)
  • Varaz-Bakur I (Asphagur II, 363-365)
  • Mithridates III (365-380)
  • Varaz-Bakur II (Asphagur III, 380-394)
  • Tiridates (394-406 d. C.)
  • Pharsman IV o Farasmanes IV (406-409)
  • Mithridates IV (409-411)
  • Archil (411-435 d. C.)
  • Mithridates V (435-447)
  • Vakhtang I (447-502 d. C.)
  • Vache II, o Dachi II, o Darchi II, o Darchil II (502-514)
  • Bakur II o Bacurio II (514-528)
  • Pharsman V o Farasmanes V (528-542)
  • Pharsman VI o Farasmanes VI (542-547)
  • Bakur III o Bacurio III (547-580)

Íberos del este y del oeste

La similitud del término Iberia con los antiguos habitantes de la península ibérica, los íberos ‘del oeste’, ha arrojado la idea de un parentesco étnico y genético entre ellos y las poblaciones de la Iberia caucásica, los íberos del ‘este’.

Varios autores de la Antigüedad y la Edad Media sostuvieron esta idea, aunque difirieron en relación con el problema del lugar de su origen. La teoría parece que se hizo popular en la Georgia medieval. El prominente escritor religioso georgiano, Giorgi Mthatzmindeli (1009-1065), escribió sobre el deseo de algunos nobles georgianos de viajar a la península ibérica y visitar a los “georgianos del oeste”, como así los citaba.

 

Fuente: http://es.wikipedia.org/wiki/Reino_de_Iberia

 

georgia barcelona

Compárte para que tus amigos lo vean
Share

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>